Los lunes al sol: 7 trucos para decorar tus exteriores

Pues llega el buen tiempo y nos sorprenden con nuevas restricciones. Mientras dure el virus, vamos a tener que andar con pies de plomo. Ya que no podemos beber un vino con queso en una villa en La Provenza, ni tomar un gelatto bajo el sol de La Toscana o disfrutar de los campos de lavanda de Brihuega o las playas de la Costa Brava, vamos a dejar nuestros exteriores a la medida de lo que nos merecemos… un oasis en casa.

Mide tu espacio

Este paso es fundamental. Un patio, terraza o balcón puede ser un paraíso del descanso y convertirse en el lugar favorito de la casa o un laberinto, un infierno de mesitas, muebles excesivamente grandes que resten el tan necesario desahogo.

Pon los pies en el suelo

Sabemos que nos encantaría tener una finca donde poner diferentes ambientes. Aquí el comedor, bajo el árbol centenario, allí entre los rosales una chaise long para leer durante las largas y perezosas tardes antes de ponerse el sol, y, por supuesto la mesita para la cena íntima.

La realidad se impone. Ole,olé y olé si vives en el campo, pero si lo tuyo es un balcón a una callecita urbana, una terraza con vistas al jardín común o un pequeño patio, no tienes porqué renunciar a un exterior acogedor y bien decorado. Pero céntrate.

Échate en brazos de los textiles

Nuestros aliados a la hora de decorar, renovar, alegrar o mejorar nuestros exteriores, interiores y, si me apuras, nuestra vida. Siempre recomiendo buscar textiles básicos y lisos para los grandes muebles y dejar volar la imaginación entre estampados frondosos, selváticos o del reino de Neptuno en almohadones, manteles o servilletas.

Para Cool & Cocos, el rey del verano es el vichy, pero los estampados geométricos, el op art, las rayas y las lenguas mallorquinas nos vuelven locos.

Las fibras naturales son para el verano

Rafias, espartos, linos, algodones, hilos, mimbres, bambús… hay un mundo ahí fuera para que tus muebles, objetos, alfombras o textiles refresquen y conviertan tu balcón, terraza o jardín, en una larga tarde bajo el sol de la Toscana.

Elige la paleta de color

No creas que sólo los colores neutros refrescan tu vida y le dan luminosidad, existen los ocres, los azules, los rosas… Atrévete a pintar las contraventanas, los muros… hay un universo de color ahí fuera deseando formar parte de tu decoración exterior.

Vuélvete loco comprando plantas y flores en el vivero

Aquí sí, que tus plantas cuelguen por la barandilla. Planta frutales enanos si tienes poco espacio o limoneros y mandarinos medianos si es más grande. Atrévete a llenar el patio de tu bajo de maceteros artesanos llenos de color o inspírate en los patios cordobeses.

Verde es vida y el agua que usarás para regar, refrescará tus exteriores en los días más cálidos.

No descuides la iluminación

Nada como una cena a la luz de la luna… pero no te olvides que tienes que ver lo que comes, no sólo de amor vive el hombre. Cuelga farolillos, instala una cortina de lucecitas LEDS, planta pequeñas setas de energía solar en las macetas, que iluminen las noches de verano. Pon magia en tu hogar.

Y recuerda que tus exteriores hablan de ti, de tu estilo, de tu forma de vida, exactamente igual que tus interiores y que muchas veces un par de jarapas, una sombrilla y un suelo repleto de almohadones son más que suficiente para leer cómodamente “a la fresca”.

María SJB

@mariasjb

Imágenes | Pinterest, Pixabay

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s